¡No consulte al Dr. Google!

Raro es el día de consulta en el que no atiendo a un paciente que previamente ha consultado su dolencia o problema en Internet, antes de acudir al especialista. Es frecuente que la persona acuda angustiada por la avalancha de información y todo lo que ha leído, que lo único que ha hecho ha sido desorientarla e incrementar las dudas acerca de su recuperación.