Dolor en estado puro

Bethany lo confirma: luxación de rótula y rotura del tendón rotuliano. La medallista olímpica de Río permanece tendida en la pista pero grita y aúlla de forma sobrecogedora: “¡¡¡¡Ayuda por favor!!!” repite en varias ocasiones entre llantos y gritos de dolor.